domingo, diciembre 16Noticias Importantes

Cayambe con patrimonio

El cantón Cayambe brilló ante la industria turística internacional cuando uno de sus centros de hospedaje, el Molino San Juan Hacienda, ganó como Mejor Hotel Patrimonial del Ecuador en la ceremonia de entrega de los World Travel Awards, edición Sudamérica, durante el evento cumplido en el Palacio de Cristal del malecón de Guayaquil.

El alcalde de Cayambe, Guillermo Churuchumbi, llegó para recibir el galardón a nombre de todo su pueblo, según dijo, como reconocimiento a su historia y cultura, también a su producción agroecológica y su relación de respeto con la naturaleza. “No olvidemos que el nevado Cayambe está en la latitud 0º0’0’’, y la hostería premiada está junto a esta montaña”. Esa presencia descomunal en medio del planeta es parte de la identidad de este territorio andino, cuya cultura ancestral se considera ligada a la medición del tiempo y la armonía con la naturaleza y el cosmos.

El burgomaestre también mencionó varios atractivos de ese territorio, como el pucará (fortificación) de Quito Loma en el complejo arqueológico de Pambamarca; “son fortalezas históricas donde pasó el ejército inca”. Allí es posible andar en bicicleta, acampar y visitar la comunidad de Chumillo. “Ellos tienen todas las facilidades logísticas para atender a los turistas, como hospedaje y alimentación”. En esa zona hay un tramo del Sistema Vial Andino o Qhapaq Ñan (Patrimonio Mundial de la Unesco) y un criadero de venados domesticados, precisamente en la comunidad San Luis de Guachalá.

La historia de Cayambe está ligada también a sus haciendas, indica el alcalde, por lo cual menciona a la hacienda Guachalá, cuya construcción más antigua data de 1580, y Pesillo, donde nacieron las primeras luchas indígenas del país, con Tránsito Amaguaña y Dolores Cacuango. “Junto a la tumba de Tránsito Amaguaña hay un museo donde la gente puede conocer la historia de Cayambe”.

Para el turismo de naturaleza menciona las cascadas de la comunidad de Cariacu, donde es posible caminar por senderos, acampar y andar en bicicleta. Similares actividades atraen a los viajeros al cercano bosque de Buga, donde opera un hostal en la comunidad de Paquiestancia.

Las comunidades están protegiendo a la naturaleza, recalca el alcalde, tanto en los cultivos como en la conservación de los páramos. “Eso vemos en los últimos 20 años. Hay más conciencia. Por eso Cayambe es un gran destino turístico”, concluye.

La hacienda patrimonial
La historia de la hacienda data de 1690, cuando fue entregada por los religiosos agustinos a los jesuitas, quienes allí establecieron la hacienda de trigo Compañía de Jesús, construida con gruesas paredes de adobe.

Así indica Jaime Arturo Pallares, gerente y miembro de la sexta generación de la familia que ha estado a cargo de la hacienda desde 1864. “Nuestros hijos son la séptima generación de la familia Jarrín en la hacienda. Nuestra filosofía es conservar para compartir”, dice.

El hotel boutique, que tiene 10 habitaciones, cuenta con un molino de 129 años. “La molienda de trigo se realizaba en un sistema en línea de cuatro tolvas con sus respectivas piedras de moler. Funcionaba con energía hidráulica, impulsado por una corriente de agua”, agrega Pallares.

La operación turística
La recuperación de este patrimonio comenzó en 1986, transformando este inmueble en una acogedora casa de campo, gracias al esfuerzo de esta familia.

Los trabajos de restauración permitieron que el 8 de septiembre de 2002 se abrieran las puertas del “Molino” al mundo, convertido en un centro de interpretación de la cultura local.

“Interpretamos el patrimonio, comunicando in situ a los visitantes el legado histórico de manera atractiva. Ofrecemos experiencias culturales y vivenciales en un lugar lleno de tradiciones, combinándolas con la paz y tranquilidad existente en el campo”.

Los visitantes muestran gran interés en conocer un molino hidráulico con tantos años de historia, la cava cervecera, la pequeña capilla levantada en honor a Santa Marianita de Jesús y, como actividad al aire libre, paseos en caballos de paso, ordeño de vacas de la hacienda, labores en el huerto orgánico, alimentación a conejos y cuyes, y elaboración de tortillas de tiesto.

Pallares agrega que su restaurante rescata, preserva e impulsa las recetas de la tradicional cocina quiteña y maneja los principios “del huerto a su mesa” y de slow food internacional, cuya filosofi´a central se resume en consumir productos buenos, limpios y justos, donde buscan reconocer y apoyar a los productores de la comunidad.

Todas estas actividades han ayudado a convertir un antiguo molino de trigo en el mejor hotel patrimonial del Ecuador. (M. P.)

Cayambe se localiza a 1 Hora al noreste de la ciudad de Quito

Contacto: A 6 kilómetros de Cayambe. Panamericana Norte (vía Quito-Otavalo), frente al pueblo de Santa Clara,
(02) 214-0154, info@molinosanjuan.com, www.molinosanjuan.com

Quitsato tiene un gran reloj de sol de 52 metros de diámetro, con un gran mosaico que señala las líneas de los solsticios y equinoccios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *