miércoles, junio 26Noticias Importantes

¿Cómo reciclar pilas y productos electrónicos?

Los desechos electrónicos y las pilas contienen elementos que de no ser tratados de forma adecuada resultan altamente contaminantes para el ambiente. ¡No deben lanzarse a la basura común!

Las pilas contienen metales pesados que al descomponerse (muy lentamente) en el ambiente, contaminan la tierra, el agua y casi todo lo que entra en contacto con estos elementos. Su elemento más peligroso es el mercurio, que al no ser procesado de manera correcta llega a los océanos, afecta a los peces y luego a los humanos que los comen.

El mismo riesgo representan los celulares, televisores, laptops, cámaras, entre otros. Además de mercurio, pueden contener plomo, cadmio, arsénico, aceites y gases que al liberarse de forma no controlada causan graves daños a la flora, fauna y humanidad.

Los equipos electrónicos y las pilas facilitan la vida moderna, podemos hacer un pequeño esfuerzo y reciclarlos de manera adecuada para cuidar el ambiente.

Toma conciencia

Mira a tu alrededor. Seguramente estás rodeado de productos electrónicos, muchos de ellos tal vez usan pilas o baterías. Cada vez que pienses en reemplazar alguno de estos artículos, también considera qué hacer con aquello que estás desechando. Una sola pila común puede contaminar casi 200 mil litros de agua y una pila de reloj puede contaminar unos 600 mil litros. Cuando se contamina la tierra, se afectan las aguas subterráneas, las plantas que después nos sirven de alimento y que producen oxígeno (¡lo que respiramos!), los peces que luego sirven de alimento… Afectar el ambiente es afectar nuestro propio bienestar.

Pasa a la acción

  • Busca productos de buena calidad para que su vida útil sea larga y existan menos desechos.
  • Prefiere artefactos que tengan recarga eléctrica y no usen pilas desechables
  • Usa pilas recargables. A la larga, además de cuidar el ambiente, ahorras dinero
  • Cuando las pilas ya no sirvan, guárdalas en un frasco seco y tapado. Así evitas que se liberen gases tóxicos. Puedes acumularlas máximo por seis meses y luego dejarlas en un punto de acopio apropiado
  • Lleva los equipos electrónicos y cables sin uso a centros especializados para que se aprovechen todas sus partes y se reciclen de manera adecuada
  • Hay puntos de reciclaje de celulares en centros comerciales (no todos están en la periferia). Fíjate en ellos y úsalos
  • Si no encuentras centros de acopio, pregunta en tu alcaldía o a organizaciones ambientales de tu ciudad

Crea el hábito

Comparte esta información con tu familia y amigos. Si hablas del tema, vas a tenerlo presente y puedes crear una red que te recuerde estos hábitos. En la casa u oficina, puedes colocar un frasco común destinado a las pilas, ponlo en un lugar visible y anima a tu comunidad a cuidar el ambiente. Para los desechos electrónicos medianos, podrías también destinar una caja y cuando tengas una cantidad adecuada llevarla al centro de acopio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *