viernes, agosto 23Noticias Importantes

En Superliga Femenina no todas cobrarán salarios

La naciente Superliga Femenina, que se iniciará mañana, fue presentada la noche del martes pasado en medio del entusiasmo del presidente de la Ecuafútbol, Francisco Egas, y también de algunas jugadoras, quienes miran en el balompié una nueva opción de vida, ya que recibirán un salario; aunque otras –pese a ser un torneo profesional– todavía lo vivirán con alma amateur.

El Club Ñañas “es uno de los pioneros en pagar sueldos a la mayoría de futbolistas y de afiliarlas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social”, contó Fernanda Vásconez, jugadora y fundadora de la institución.

El promedio salarial en el actual subcampeón será un salario básico unificado ($ 394), pero “esa no es la realidad en todos los equipos”, aceptó Vásconez. “Hay clubes donde se jugará como amateur. Dentro del profesionalismo (de la Superliga) se permite que las juveniles no cobren, al igual que las aficionadas, como un paso de transición a lo profesional”, explicó, y se esperanzó en que el pago se convierta en una práctica común “para el beneficio de las jugadoras”.

El apoyo de la empresa privada ha sido vital para que haya sueldos en Ñañas, club que al tener una plantilla de más de 50 deportistas, cederá –bajo convenio– unas 25 a Aucas para que este equipo arme su plantel y compita en el torneo.

La realidad es idéntica en el Deportivo Cuenca. “La mayoría tendrá un sueldo”, contó la dirigente María Isabel Vásconez, aunque prefirió no dar cifras. El cuadro morlaco se ha armado “para ser campeón”, dijo con optimismo. El club realizó diez fichajes, y el gran porcentaje llegó de Unión Española, último campeón nacional, y que no competirá en la Superliga.

En Independiente del Valle igual hay emoción porque “la mayoría tendremos un sueldo”, contó Melany Freire, volante que se unió al negriazul porque “hay todas las herramientas para destacar”, indicó.

Merly Zambrano, de El Nacional, a su vez, eludió el tema. “Nosotros nos dedicamos a jugar porque amamos el fútbol, aunque sí esperamos un incentivo; sería chévere. Lo que sí puedo decir es que nos están apoyando”, afirmó. En tanto, Joselyn Flores aseguró no saber si en Emelec habrá pago.

En medio de esta realidad, todas las jugadoras se ilusionan con levantar el trofeo de campeón en septiembre próximo, y representar al país en la Copa Libertadores, cuya sede será Ecuador, informó Egas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *