viernes, agosto 23Noticias Importantes

Garys Estupiñán: Me considero el padre del fútbol femenino en Ecuador

Mañana arranca la primera Superliga femenina de Ecuador con la participación de equipos de los clubes profesionales, pero para Garys Estupiñán (50 años) esto no es novedad, pues ya en 2004 él organizó un torneo femenino de clubes en el que quedó campeón Deportivo Quevedo, en Loja, recuerda el DT que trabajó casi 30 años en la búsqueda y formación de jugadoras. Hoy está alejado de esta rama, pero no del balompié, pues dirige su academia La Familia, que ya se convirtió en club y este año debutó en segunda categoría.

¿Cuáles fueron los antecedentes del fútbol femenino en el país?

Entre 1984 y 1990 se jugaba el indorfútbol, así se inició el fútbol femenino. Yo iba de pueblito en pueblito a ver jugadoras, porque índor se jugaba más en el campo, la gente piensa que es más en la ciudad, pero no. Las mujeres jugaban con los varones en campos de tierra.

¿Qué localidades visitaba?

Me iba por varios pueblos de Los Ríos, Manabí, incluso del Oriente, fui a Shushufindi. En Guayaquil, los primeros torneos se realizaban en el coliseo del club River Oeste. Eran fabulosos.

¿Dónde comenzó a entrenar a las chicas?

En 1984, a través del colegio Provincia de Galápagos, donde era conserje y al mismo tiempo estudiaba y jugaba, allí comencé ya a preparar a un equipo de chicas desde los 12 años y tuve una jugadora de 38 años, apellido Alvarado. Otro colegio que comenzó en esto era el Alemán Humboldt con el recordado Elías Jácome (+), porque él tenía a su hija que jugaba índor allí.

Para trabajar con mujeres hay que ser muy humanista, porque uno dirige un equipo en el que está tu mamá, tu hermana, tu hija»
Garys Estupiñán, técnico ecuatoriano

¿Qué torneos se jugaban en esa época?

Desde 1988 comienzan los torneos de las ligas barriales, luego interbarriales y después se hacen torneos a nivel nacional entre provincias. El primer nacional de índor fue en Bahía de Caráquez y quedó campeón Guayas, que lo dirigí yo. Guayas arrasaba con todo. En esos años se disputaba la modalidad de fútbol de salón.

¿En qué momento se consolida como fútbol 11?

En 1994, Galo Roggiero, como presidente de la Ecuafútbol, trae a Francisco Maturana como DT de la selección y allí se recibe la primera invitación para ir a un Sudamericano femenino en Brasil, porque al primer Sudamericano (1991) Ecuador no fue. Entonces, Maturana le dice a Roggiero: ‘Tenemos que cumplir con ese torneo’. Como yo ya había dado muchos pasos en esto me llamaron para que saque la primera selección para ir a Uberlandia, Brasil. Pero ya desde 1992-1993 se comienza a jugar fútbol 11.

¿Cómo les fue en Brasil?

De eso tengo una anécdota. Desde el viaje fue una odisea: 36 horas con escala. En el cronograma estaba que nuestro primer partido era con Argentina y cuando estábamos entrenando nos dicen que el debut tocaba con Brasil; yo dije: ‘No vamos a jugar’, pero la FIFA nos exigió, porque advirtió a la federación que si no se jugaba quedábamos suspendidos como asociación. El presidente Roggiero ordenó jugar. Esa fue la selección que recibió 13-0 de Brasil en el debut. Pero terminamos cuartos y esto es lo que no se cuenta. Esta fue la primera selección clasificada a unas olimpiadas, sino que Roggiero no nos quiso enviar.

¿Qué jugadoras recuerda de esa selección?

María Torres (arquera), Iliana Villao, Diana Lastra, Mercedes Ipiales, Jenny Acosta, Carmen y Rosa Olivo, Mayra Ramírez, Fanny Simarra, Liliana Villao, Irma y Alicia Almeida, Mercedes Mena, Gloria López. Lorena Aguilar era la capitana. (Otras convocadas: Jazmín Mercado, Laura Moreira, Maritza Valle, Ana Vera, Dennis Murillo). La mayoría era de Guayas, Pichincha y Los Ríos.

¿Cuánto tiempo estuvo con selecciones femeninas?

La gente que me conoce sabe que yo fui el padre del fútbol femenino en el Ecuador. Estuve casi 15 años con las selecciones femeninas.

¿La cantera siempre fue Guayas?

Siempre fue Guayas. Yo fui el promotor de campeonatos nacionales. Nosotros ya hicimos el primer campeonato de clubes en Loja, en 2004. El primer campeón fue D. Quevedo y vicecampeón Santa Rita, porque contrataron a la base de la Tri, pero las chicas no eran federadas. Antes, en 2003, se hizo el primer Sudamericano femenino en Ecuador, en Loja. En el debut Ecuador ganó 2-0 a Venezuela con el estadio Reina del Cisne lleno y por eso nos permiten hacer el torneo de clubes al año siguiente. ¡Ay! Son tantas anécdotas que tengo del fútbol femenino.

¿Qué opina de la exigencia de crear equipos femeninos a los clubes profesionales?

Me da pena, porque cuando no había oportunidad para el fútbol femenino había más voluntad de los dirigentes, ahora lo toman por exigencia, y todo lo que se hace por obligación se lo hace a la maldita sea, que me disculpen los dirigentes.

¿Se considera el padre del fútbol femenino aquí?

Yo sí, aquí en este país sí. Y tengo amigos que a nivel internacional me han hecho ese reconocimiento.

 

El UNIVERSO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *