miércoles, abril 24Noticias Importantes

La inflación se acelera en Brasil en marzo (0,75% mensual)

La inflación en Brasil se aceleró en marzo, a 0,75% respecto a febrero, superando las expectativas de los analistas, debido al aumento de los precios de los alimentos y los transportes, según datos oficiales divulgados el miércoles.

La previsión promedio de 30 consultoras e instituciones financieras interrogadas por el diario económico Valor era de un alza de precios de 0,62%.

Esas alzas llevaron la inflación en 12 meses a 4,58%, por encima del centro de la meta fijada por el Banco Central en 2019, de 4,25% con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

En marzo de 2018, el índice inflacionario (IPCA) había subido 0,09%.

El IPCA tuvo un incremento mensual constante en los últimos meses, pasando de una contracción de precios de 0,21% en noviembre a un alza de 0,15% en diciembre, 0,32% en enero, 0,43% en febrero y 0,75% en marzo, de acuerdo con los datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En el primer trimestre de 2019, el alza fue de 1,51%, frente a 0,70% en el mismo periodo del año pasado.

La inflación de marzo estuvo principalmente impulsada por los precios de los alimentos (+1,37% respecto a febrero) y de los transportes (+1,44%). Esos dos sectores representan el 43% de los gastos de las familias brasileñas, señala el IBGE.

Las expectativas del mercado son de un aumento de precios de 3,89% este año y de 4% en 2020, según el último informe Focus del Banco Central (BCB). La inflación fue de 2,95% en 2017 y de 3,75% en 2018.

El alza de los precios acentúa la disyuntiva del Banco Central, de reducir las tasas de interés para incentivar el débil crecimiento económico de Brasil o de velar ante todo por su misión de mantener la inflación dentro de las metas previstas.

La tasa de referencia del BCB está en su mínimo histórico de 6,5% desde hace un año, pero eso no bastó para animar a los inversores, que el año pasado estuvieron sometidos a las incertidumbres electorales y ahora aguardan el avance de la reforma de las jubilaciones prometida por el presidente Jair Bolsonaro, como primer paso para recortar gastos y sanear las cuentas públicas.

El PIB de Brasil creció apenas 1,1% tanto en 2017 como en 2018, después de dos años de recesión. Y las previsiones tanto oficiales como del mercado no paran de caer para este año, situándose actualmente en torno al 2%.

La próxima reunión sobre las tasas del BCB está prevista para el 8 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *