sábado, marzo 23Noticias Importantes

Los ingresos tributarios bajaron 2,3% con respecto al PIB durante los últimos 4 años

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en su último informe, titulado ‘Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe’, estableció los ingresos tributarios de Ecuador, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), se redujeron durante los últimos cuatro años, desde el 15,7% al 13,4%.

Esto va en contracorriente a lo ocurrido en toda América del Sur, donde el alza de los ingresos públicos se debe a la mayor recaudación tributaria, ya que esta aumentó, en promedio, del 16,8% al 17,1% del PIB hasta 2018.

Este resultado se debe en gran medida al fuerte incremento de estos ingresos en Chile, aproximadamente un 1,1 % del PIB, y Perú, un 0,9 % del PIB, por efecto de la recuperación de los precios internacionales de los principales recursos naturales no renovables exportados por estos países.

Incluso Brasil, a pesar de estar atravesando un periodo de desaceleración económica, aumentó sus ingresos tributarios en 0,7% durante el último año.
Fuga de dinero 
Según datos del Servicio de Rentas Internas (SRI), a noviembre de 2018, la recaudación tributaria totalizó 13.143,609 millones de dólares, lo que implica un crecimiento del 8,1% con respecto a los 12.155,220 millones obtenidos en igual periodo de 2017.

Sin embargo, según Napoleón Santamaría, abogado y experto tributario, todavía hay problemas graves que no se han enfrentado efectivamente y que provocan que aunque aumente la recaudación relativa, en términos netos, los ingresos fiscales disminuyan como porcentaje del PIB.

“A través de mecanismos fraudulentos de facturación se fugaron del país en los últimos años, aproximadamente entre 4.000 y 5.000 millones de dólares. Esto representa entre 1.200 y 1.500 millones menos de recaudación para el SRI”, dijo.

Además, el contrabando, en sectores tan sensibles como textiles, agricultura y tabaco, aumentó más del 68% en los últimos cuatro años, por lo que el Estado dejó de recaudar más de 2.000 millones en impuestos.
ICE e ISD
A esta situación se añade que el crecimiento de los ingresos se sustenta en impuestos, como a los Consumos Especiales (ICE) y a la Salida de Divisas (ISD), que son muy sensibles a la desaceleración económica y cuyos réditos no se quedan, en su mayoría, dentro del país.

Esto es un problema porque, al mismo tiempo, el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que representa el indicador más fidedigno de la fortaleza de la actividad productiva, disminuyó su recaudación en un 2% en 2018. Así también, el impuesto a la renta aumentó en solo un 6%.

“La calidad de la recaudación tributaria queda en entredicho cuando el ICE aumenta un 68% y el ISD un 14%, lo que quiere decir que como sociedad gastamos mal y la inversión no llega, sino que los capitales continúan saliendo del país”, acotó Santamaría.

Objetivo 
° Para cumplir con la meta de recaudación para 2018, el SRI debía recaudar en diciembre 1.921 millones de dólares, es decir, 920 millones más que en noviembre. Esto a pesar que las ventas crecen cuatro veces menos que el año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *