miércoles, junio 26Noticias Importantes

Radamel, su padre y su maestro: «Cuando Falcao nació, pedí a Dios que fuera futbolista y todo se dio»

Fue su padre, pero también su maestro. El hombre del que inoculó su pasión por el fútbol. Radamel García King fue futbolista profesional, pero, sobre todo, un hombre que se volcó en la formación de su pequeño, con el que aparece prácticamente en fotos con todos sus equipos. Era un clásico ver a Radamel padre posando con la camiseta de su club y, de pie, junto a él, en pleno césped y antes de empezar un partido al pequeño Falcao. A diferencia de lo que después pasó con su hijo, él jugaba de central.

También supo inculcarle los valores que Falcao hijo tiene fuera del campo. Un hombre íntegro que mantenía una frase que es una verdad como un templo: «Un buen padre vale por cien maestros». Su sueño era ver triunfar a su hijo y lo consiguió. Ha disfrutado durante muchos años de un delantero de época, posiblemente el mejor de la historia del fútbol colombiano.

En una de sus entrevistas, Radamel García explicaba su densa trayectoria como jugador de élite de este deporte que tanto amaba: «Yo soy de Santa Marta, Colombia. A los 18 años jugué en Santa Fe de Colombia, donde estuve durante ochos años. Después pasé a jugar a Unión Magdalena por cuatro años, Deportes Tolima un año, Atlético Bucaramanga un año, finalmente estuve jugando en el DIM hasta noviembre de 1990, donde me tocó salir al fútbol venezolano y vestir los colores del Deportivo Táchira y Mineros. Ahí le puse fin a mi carrera futbolística. También fui seleccionado colombiano en los Juegos Olímpicos de Moscú, 1980″.

El padre tenía una ilusión, y se cumplió, tal y como confesaba en esa misma entrevista a ‘La Pizarra del DT’: «Siempre quise tener un niño varón, cuando nació Falcao, le pedí a Dios que sea futbolista y que siguiera mi carrera futbolística. Gracias a Dios, todo se dio. Y por ello tenía fe que iba a ser figura a nivel mundial. Además, desde pequeño demostró que iba a ser gran jugador por la manera como pateaba y cabeceaba el balón». Y Radamel acertó de lleno en su pronóstico. Fue el mejor maestro para el Falcao que todos conocemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *