martes, enero 22Noticias Importantes

Seis formas en las que viajar puede mejorar su salud

Viajar por placer no solo es divertido, también puede tener beneficios para la salud física y mental. Si tiene la suerte de poder viajar, estas son seis razones para empacar las maletas.

Para el corazón sano

Si le gusta caminar por la ciudad o por la naturaleza, probablemente puede andar 10.000 pasos en un día. Esta cifra equivale aproximadamente a 6,5 kilómetros para la mayoría de las personas y se asocia con niveles moderados de ejercicio. Si además puede combinarlo con turismo u otras actividades, le hará un gran favor a su salud y a su corazón.

En 1948, el célebre estudio de Framingham encuestó a mujeres sobre este mismo tema y las siguió durante 20 años.

Descubrió que las mujeres que solo tomaban un día festivo, cada seis años, tenían ocho veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco o desarrollar una enfermedad coronaria.

Otro estudio de la Universidad Estatal de Nueva York observó durante nueve años a 12.000 hombres que tenían un alto riesgo de desarrollar enfermedades coronarias. Los que no tomaron vacaciones anuales tenían 32% más probabilidades de morir de un ataque al corazón.

Se sentirá más joven

El estrés acelera el proceso de envejecimiento, según el informe de Global Coalition on Aging. Es como una inyección diaria de la hormona cortisol en el cuerpo. Debilita el sistema inmunológico y aumenta las posibilidades de padecer enfermedades como disfunción suprarrenal, dolores de cabeza y síndrome del colon irritable.

Un estudio realizado por la Universidad de Surrey, en Reino Unido, sugiere que solo planear un viaje con anticipación crea sentimientos positivos y hace que la persona se sienta más feliz con su vida.

Mente en buena forma

Viajar es una oportunidad para involucrarse en situaciones que estimulan el cerebro. Involucrarse con la cultura local y aprender sobre otros lugares no solo puede hacernos más inteligentes, sino que puede ayudar a retrasar la aparición de enfermedades como el alzhéimer, de acuerdo con el informe de Global Coalition on Aging.

Potencia su creatividad

Hoy los neurocientíficos saben que los nuevos lugares y experiencias pueden reorganizar el cerebro y revitalizar mentes. Esto está relacionado con lo que llaman “flexibilidad cognitiva”, que es la capacidad de la mente para saltar entre diferentes ideas, un componente clave de la creatividad.

Tal vez no sea coincidencia que artistas como Paul Gaugin, Ernest Hemingway e Igor Stravinsky hayan creado sus obras más admiradas durante o directamente después de un periodo en el exterior.

Mejora productividad

Hoy en día, el agotamiento se considera una epidemia en los centros de trabajo. El American Institute of Stress estima que el estrés le cuesta a la industria de Estados Unidos $ 300.000 millones cada año. Shimi Kang, especialista en neurociencia de la felicidad y la salud óptima, dice que darle al cerebro cierto tiempo de inactividad lo restaura. Esto ayuda a resolver problemas y conectar ideas.

Para el autodesarrollo

Julia Zimmermann y Franz Neyer, de la Universidad alemana de Friedrich-Schiller, compararon el desarrollo de la personalidad de más de 3.000 universitarios que habían estudiado en el extranjero con un grupo que no viajaba. Los resultados revelaron que quienes estudiaron en el exterior eran más extrovertidos. (F)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *